El Ocultamiento del reclamo mendocino por nuestro gobierno, perjudicó a La Pampa

El diputado provincial Martín Berhongaray expresó ayer su “más enérgico repudio” y su preocupación por “el ocultamiento que los sectores del gobierno provincial que estuvieron hasta el 10 de diciembre (de 2015)” hicieron del dictamen de la Procuraduría del Tesoro de la Nación que consideró que La Pampa no debe cobrar regalías por la generación hidroeléctrica de Los Nihuiles, es decir con agua del río Atuel. “Acá hay una responsabilidad política insoslayable”, sostuvo el legislador, apuntando al entonces gobernador Oscar Mario Jorge.
Berhongaray manifestó su preocupación al verificar que el dictamen legal no solo tiene fecha del 6 de julio de 2015 sino que es fácilmente ubicable con una búsqueda en internet. “Solo hay que entrar a la página de la Procuración del Tesoro y ahí está”, señaló.
Lo que se puede leer allí es una opinión legal sobre dos puntos. En el primero de ellos, la Procuraduría opina que los alcances del decreto PEN 1560/73 deben ser reemplazados por el artículo 17 de la Ley de Procedimientos Administrativos y sus modificatorias, y consecuentemente las regalías deben liquidarse “en lo sucesivo” solo a la provincia de Mendoza.
En el segundo ordena la tramitación del expediente de acuerdo a actuaciones anteriores vinculadas a la pérdida del primer expediente que se armó en base a la solicitud de Mendoza.

Preocupante.
“Lo preocupante y lo que merece el más enérgico repudio, es la actitud de ocultamiento realizada por sectores del gobierno provincial que desde julio hasta el 10 de diciembre no informaron a los pampeanos sobre la existencia ni contenido del dictamen del Procurador”, disparó el legislador.
“Acá hay una clara responsabilidad política de quienes no pueden desligarse de ese ocultamiento”, acotó Berhongaray, apuntando sin dudarlo al ex gobernador Jorge.
“Acá hay toda una lucha que no puede ser rifada ni por la impericia ni por la negligencia de los gobernadores provinciales. Hace 8 meses que estaba dictamen del Procurador, entonces, ¿nadie fue capaz en esta provincia de poner el grito en el cielo ni de impugnarlo?”, se preguntó.
Con los hechos consumados, Berhongaray alentó la esperanza de que “(el presidente, Mauricio) Macri no preste oídos a este dictamen y mantenga la posición pampeana, que está basada en sólidos argumentos jurídicos”, y reconoció de la ex presidenta Cristina Fernández, que “desde la fecha del dictamen hasta el 10 de diciembre el entonces Ejecutivo Nacional pudo haberlo escuchado pero afortunadamente no lo hizo”.

Dos posiciones.
A lo largo del expediente se discuten dos interpretaciones sobre quién debe cobrar las regalías que genera el uso del agua de un río. “En el expediente se le pide posición a varias reparticiones del Estado Nacional, por ejemplo el asesor legal de la Subsecretaría de Energía y el comité ejecutivo del Consejo Federal de la Energía Eléctrica”, detalló el diputado.
“Se discuten la teoría del río y de la fuente como si fueran dos teorías antagónicas, cuando el gran logro de la provincia de La Pampa plasmado en el decreto nacional 1560 del año 1973 fue que la Dirección de Agua y Energía Eléctrica determinara que la ‘fuente hidroeléctrica’ no estaba constituida por el salto o caída, sino por el agua que mueve las turbinas”, recordó Berhongaray.
“Por lo tanto, el agua que atraviesa más de una provincia es la que determina su derecho a percibir las regalías”, concluyó.

Comentarios