BERHONGARAY AFIRMO QUE "ES DISPARATADO SOSTENER QUE LA PAMPA DEBE A MENDOZA"


"Las regalías no están mal liquidadas"


El diputado le respondió al mendocino Guarino Arias afirmando que es "incorrecto" decir que las regalías energéticas de los Nihuiles están mal liquidadas, lo que generaría una deuda millonaria de La Pampa con Mendoza, y remarcó que el agua del Atuel debería llegar a la provincia. 
El diputado Martín Berhongaray (Frepam) aseguró que es "incorrecto y caprichoso" afirmar que La Pampa le deba a Mendoza una cifra millonario por regalías de los Nihuiles que fueron mal liquidadas, como afirmó el abogado mendocino Aldo Guarino Arias, y recordó que el criterio de distribución fue "convalidado" por la vecina provincia 
"Es incorrecto y caprichoso decir que las regalías hidroeléctricas se encuentran mal liquidadas. El criterio de distribución por mitades fue establecido por el decreto 1560/73 y convalidado por el Tratado Interprovincial firmado en 1992 por el gobernador mendocino y ratificado luego por su Legislatura", dijo Berhongaray, quien además negó que La Pampa deba agua potable. 
"Es disparatado sostener que La Pampa debe a Mendoza el agua potable para 6.000 personas que se entrega desde Punta del Agua a Santa Isabel, porque la obligación de realizar tal suministro la asumió libremente el propio gobierno mendocino al firmar el Tratado de 1992, y resultó luego convalidado por el Poder Legislativo de aquella provincia", señaló.

Despojo.
El diputado radical recordó que el río Atuel "no tiene presencia física en territorio pampeano" porque fue sometido a "un progresivo proceso de despojo fríamente articulado por las autoridades mendocinas con el consentimiento, por acción en algunos casos y omisión en otros, del Estado nacional".
Al refutar otro de los planteos de Guarino Arias, Berhongaray afirmó que es "falso" indicar que el Atuel no tenía curso "perenne" en territorio pampeano y que el agua llegaba a La Pampa en circunstancias extraordinarias. "Los antecedentes geográficos, históricos e hidrológicos incorporados en el juicio iniciado en 1979 revelan todo lo contrario", indicó a LA ARENA.
Berhongaray agregó que los problemas del Atuel deben solucionarse con las aguas de ese río y nunca recurriendo a la pretensión de trasvasar caudales desde la cuenca del río Grande: "No aceptamos esa opción que restaría una cuarta parte de su caudal al río Colorado, nuestra joya hídrica, colocándolo en serio riesgo", añadió.

Un río interprovincial.
"La Constitución Nacional obliga a administrar en forma compartida los recursos hídricos de naturaleza interprovincial, como el Atuel que pertenece al dominio originario de La Pampa y Mendoza y ese manejo compartido se desprende del principio de unidad de cuenca, pero nunca se practicó por la firme negativa de las autoridades mendocinas", contó el diputado.
Además, Berhongaray comentó que el corte del agua del Atuel, provocado por el gobierno cuyano, "es absolutamente condenable por resultar violatorio de un conjunto de derechos humanos fundamentales como el derecho a la vida, a la salud y al agua potable".

Comentarios