"Las regalías del Atuel son también Pampeanas, igual que el Río"

Martín Berhongaray recordó que la validez del decreto 1560/73 quedó fuera de toda discusión cuando en el año 1992 la Legislatura mendocina aprobó un acuerdo interjurisdiccional con La Pampa y el gobierno nacional.
El diputado radical Martín Berhongaray pidió al gobierno pampeano que "reaccione con rapidez" y desarme el intento de dos diputados mendocinos de quitarle a La Pampa las regalías que percibe por la generación hidroeléctrica en Los Nihuiles. Berhongaray consideró a este intento refleja la preocupación ante un eventual fallo de la Corte Suprema de Justicia por el río Atuel y recordó que en el acuerdo de 1992, la Legislatura mendocina ratificó la validez del decreto 1560/73.
Conocido el intento de los diputados Gustavo Villegas y Patricia Giménez -provincial el primero, nacional la segunda- para que la Procuraduría del Tesoro dictamine a favor de una presentación realizada en 2014 por un grupo de legisladores mendocinos también de extracción radical, Berhongaray salió ayer a aclarar que la legitimidad de ese 50 por ciento está fuera de discusión ya que existen documentos, acuerdos y leyes que convalidan esas regalías. La intención de los diputados es que la procuradora del Tesoro, una abogada sanrafaelina llamada Angélica Abbona, opine a favor del planteo mendocino en el expediente abierto en la Secretaría de Energía de la Nación a raíz de la presentación del año pasado.
"Hasta el dictado del decreto 1560/73 -recordó Berhongaray-, la provincia de Mendoza cobraba el 100 por ciento de las regalías". El cambio ocurrido en el año 1973 se fundamentó en "la acertada interpretación jurídica que la Secretaría de Agua y Energía de la Nación realizó del artículo 43 de la entonces Ley Nacional de Energía 15336", que establecía que cuando las fuentes de hidroelectricidad 'se encuentren en ríos limítrofes entre provincias o que atraviesen a más de una de ellas', las regalías deberían repartirse en forma racional y equitativa entre ellas".
"El decreto 1560/73 fue el primer claro reconocimiento de carácter interprovincial del río Atuel", destacó Berhongaray. Esto porque "menciona en sus fundamentos que resulta equitativo y racional que el porcentaje sea repartido por partes iguales entre las provincias por cuyos territorios transcurre el río Atuel, es decir, La Pampa y Mendoza. El agua que atraviesa a más de una provincia determina su derecho a percibir regalías hidroeléctricas".
El decreto sentó un antecedente para que otras provincias argentinas realizaran un planteo similar y lograran que se les liquiden las regalías hidroeléctricas producidas por ríos que atraviesan sus territorios aún cuando la central hidroeléctrica se encuentra en otra provincia. El caso emblemático es el de la provincia de Buenos Aires, que cobra una fracción de las regalías producidas por la represa El Chocón, sobre el río Negro, que está ubicada a cientos de kilómetros de su territorio. 
"Otro tanto ocurrió con las provincias ubicadas aguas abajo de los ríos Paraná y Uruguay. Si alguna vez se construyera Portezuelo del Viento con la debida autorización de Coirco, La Pampa tendrá derecho a compartir las regalías que produzca", anticipó Berhongaray.
Mendoza funda su reclamo contrario a los intereses pampeanos en la denominada "teoría del salto", que establece que la "fuente de hidroelectricidad" que mencionaba la Ley Nacional de Energía no es el río sino el salto hidráulico que permite su aprovechamiento. Esto implica que las ganancias quedan solo para las provincias donde están emplazadas las represas y sus centrales hidroeléctricas. En nuestro caso sería 100 por ciento para Mendoza y 0 para La Pampa. 

La Copdrip.
Berhongaray recordó que cuando en 1973 la provincia de Mendoza intentó derogar el decreto 1560/73, los sectores pampeanos que integraban la Comisión Popular de Defensa de los Río Pampeanos, la recordada "Copdrip", se movilizaron y lograron que no se excluya a nuestra provincia del cobro de las regalías hidroeléctricas de los Nihuiles.
La convalidación final de la legitimidad del decreto 1560/73 llegó en el año 1992 con el tratado interjurisdiccional entre La Pampa, Mendoza y el Estado Nacional por el cual la Nación le cedió a Mendoza la totalidad de las represas y centrales hidroeléctricas Nihuiles y a cambio de tan generosa entrega La Pampa recibió un pequeña dotación de agua para abastecer a las localidades de Santa Isabel y Algarrobo del Aguila. El acuerdo, ratificado por la Legislatura bicameral de Mendoza, establecía en uno de sus artículos que "El Estado Nacional, la provincia de Mendoza y/o quien resulte propietario del Complejo Hidroeléctrico Los Nihuiles se obligan a cumplimentar las obligaciones a favor de la provincia de La Pampa en concepto de regalías hidroeléctricas en relación a la explotación del Complejo. La obligación precedente se calculará sobre la base de los porcentajes que fija la Ley Nacional 15336 y su decreto reglamentario 1560/73".
Tras enumerar esos antecedentes respaldatorios de la postura pampeana, el diputado Berhongaray planteó que "frente a este nuevo avance mendocino", es imprescindible que el gobierno pampeano "reaccione con rapidez y realice las gestiones que correspondan ante los organismos nacionales para desalentar la embestida" de los diputados radicales mendocinos. 

"Es más de lo mismo"
El secretario de Recursos Hídricos, Néstor Lastiri, salió ayer al cruce de los legisladores radicales de Mendoza que pretenden sacarle las regalías hidroeléctricas del río Atuel que le corresponden a La Pampa y consideró que "es un tratado interprovincial que no se puede cambiar", salvo por un decreto presidencial. 
"Este reclamo es más de lo mismo, son siempre iguales, ellos creen que se les paga mal las regalías y esto fue sucesivamente rechazado por la Secretaría de Energía de la Nación", comentó el funcionario y agregó que está "claro que el acuerdo fue anterior" al dictamen de la Corte Suprema que utiliza Mendoza.
En los años 90, la Corte dictaminó que las regalías se liquidan a los propietarios del salto, o sea donde está ubicada la obra (Los Nihuiles). A partir de ahí se pagan las regalías con ese criterio y Mendoza hizo una serie de reclamos queriendo cambiar la situación con La Pampa, pero hay el convenio anterior que reconoce la interprovincialidad del río.
Lastiri en Radio Noticias agregó que el convenio que le da la mitad de las regalías a La Pampa "es un tratado interprovincial que no se puede cambiar" porque es anterior al fallo de la Corte. "Cuando se hizo el acuerdo de 1973, es el primer reconocimiento de interprovincialidad del río Atuel, porque fue un convenio entre las partes", señaló.
Dijo allí se establecía que el pago de las regalías era al dueño del agua y en este caso, al reconocer la interprovincialidad son La Pampa y Mendoza, quienes deben recibir el pago de las regalías hidroeléctricas del Atuel. "Eso lo decía la jurisprudencia en su momento". 
Durante el año 2014, la provincia de La Pampa recibió 2 millones 300 mil pesos por este concepto. Se destinaron íntegramente para las localidades ribereñas que están a la vera del río Atuel y del Salado.
-¿En definitiva, La Pampa corre riesgo de perder las regalías hidroeléctricas?
-No, porque es un acto jurídico válido y de una vigencia de 30 años. Lo único que puede hacerlo caer es un decreto del gobierno nacional. Los legisladores mendocinos tocan ese tema, como desde hace años, pero siempre tuvieron sucesivas resoluciones de la Secretaria de Energía oponiéndose a la modificación del decreto presidencial que establece eso con acuerdo de las dos provincias.

Convenio por inventario.
El área de Recursos Hídricos del Gobierno de La Pampa firmó un convenio con la Universidad del Centro de la Provincia de Buenos Aires (con sede en Tandil) para que se actualice la base de datos hidrológicos que funciona en la cartera provincial mencionada. El secretario de Recursos Hídricos, Néstor Lastiri, dijo que con este aporte a la base de datos se avanzará en una capacidad operativa mayor para culminar los informes inherentes al inventario del área hídrica. 
El funcionario gubernamental destacó el trabajo llevado a cabo por un grupo de geólogos de esta provincia quienes redactaron un estudio detallado sobre el clima, los recursos superficiales y subterráneos. "Estos recursos van a ser cargados en una base para que haya una disponibilidad de datos hídricos trascendentes actualizados con aportes concretos para su utilización en cualquier aplicación sobre el agua", dijo Lastiri. 
Amplió que desde la cartera provincial se está trabajando sobre la adecuación de todos los frigoríficos de La Pampa en aspectos relacionados al tratamiento de efluentes "que tienen un impacto muy importante debido a lo que significa la industria de la carne a lo que se suma la apertura de los mercados internacionales que también tienen sus exigencias".

Comentarios