La Montaña de Sal puede afectar el Río Colorado

El legislador Martín Berhongaray (Frepam) pidió tomar todas las medidas para asegurar que la mina no va a salinizar el curso del río Colorado. Había sugerido que se encargue de esa tarea la Auditoría General de la Nación. El megaproyecto minero Potasio Río Colorado, aunque localizado en el sur mendocino, de manera alguna puede ser mirado con indiferencia por los pampeanos. La posibilidad de que produzca residuos salinos que pudieran afectar el curso del río deben merecer la atención de las autoridades; y en ese sentido, el diputado radical reclama que organismos confiables del Estado Nacional realicen estudios de impacto ambiental.

-¿Puede contaminarse el río Colorado si avanza la explotación de la mina de potasio en Mendoza?
-Según la opinión de varios especialistas, entre ellos Marcelo Giraud, hay un riesgo cierto de que el residuo que deje esa explotación minera termine afectando al río Colorado.

-¿Cuál sería ese residuo?
-Un enorme depósito de sal o cloruro de sodio, que al cabo de 40 años de explotación, tendría unas dimensiones muy grandes, de cerca de 210 hectáreas por 50 metros de altura. Hay que tener en claro que sería un pasivo ambiental a perpetuidad.

-¿Dónde se alojaría ese depósito?
-En un cuenco a poco kilómetros del cauce del río Colorado. Inicialmente querían instalarlo a 5 kilómetros del río, y después de las grandes movilizaciones que realizamos fundamentalmente desde La Pampa en el año 2008 decidieron relocalizarlo a 17 kilómetros.

-¿Qué garantías de que no habrá contaminación da el estudio de impacto ambiental que oportunamente presentó la firma minera?
-Pocas, porque fue un estudio que hizo una consultora privada que contrató la propia empresa. Es lógico que diga lo que la empresa le pide, porque es la que en definitiva lo pagó. Hay que rever en Argentina la forma en que se hacen los estudios de impacto ambiental, porque siempre los hacen y los pagan las empresas con muy bajos controles de parte del Estado.

-¿Qué tendría que hacer La Pampa?
-Exigir que organismos confiables del Estado Nacional realicen los estudios de impacto ambiental para asegurarnos que esa mina no va a salinizar el río Colorado.
En 2008 propuse que se encargue de esa tarea la Auditoría General de la Nación, y a instancias de un proyecto que fue aprobado por la Cámara de Diputados le solicitamos que haga los estudios.
No se trata de obstaculizar el proyecto minero, sino sólo de tener todas las garantías de que no se va a afectar el río Colorado que es el principal recurso hídrico que tiene La Pampa.

-¿Por qué considera conveniente que la AGN realice esa EIA?
-La AGN tiene los equipos técnicos especializados para realizar ese tipo de evaluaciones. De hecho estuve en varias oportunidades reunido con sus autoridades analizando el tema y me dijeron que la tarea podría demandar alrededor de 60 horas de trabajo a un costo razonable que sería pagado por el Estado Nacional.

-¿Qué ocurrió con ese pedido de la Cámara de Diputados de La Pampa?
-El Colegio de Auditores Generales de la AGN analizó nuestro pedido y lo remitió a la Comisión Mixta Revisora de Cuentas del Congreso de la Nación que es la que define el Plan de Acción Anual de la AGN. Recuerde que la AGN es un organismo de control que funciona en jurisdicción del Congreso de la Nación, aunque con autonomía funcional y financiera.

Comentarios