Desde siempre el gobierno avala el sistema de jueces y magistrados sustitutos

"Es poco creíble la sorpresa"


El legislador radical ha elaborado proyectos que tienen que ver con la designación de magistrados y funcionarios. En la Legislatura ni siquiera los tratan, y en el gobierno avalan listas de sustitutos.
Ya en 2008 el diputado Martín Berhongaray (Frepam) le viene pidiendo al gobierno provincial, e incluso presentó un proyecto en ese sentido, para que se haga cargo de la cuestión de los sustitutos, entre otras pretensiones para mejorar la Justicia. El legislador, así las cosas, resaltó que la parecía ahora "poco creíble la sorpresa que dice haberle generado al gobernador la nota que le envió Juan Carlos Tierno, porque desde el Poder Ejecutivo siempre han avalado esta modalidad porque son bien conscientes de que una justicia sobre la base de magistrados y funcionarios sustitutos es una justicia a la medida del oficialismo".
El ex intendente que duró 87 días en el cargo, salió a cuestionar a los magistrados que iban a juzgarlo -sólo uno de ellos era sustituto-, aún cuando la bancada que lo representa en la Legislatura, y su propia esposa diputada, convalidó en su momento listas de jueces sustitutos. No obstante Tierno le envió una carta a Jorge, reprochando la cuestión de los mismos.
"El gobierno tiene gran responsabilidad en toda esta historia, porque domina el Consejo de la Magistratura que es quien debe agilizar y decidir la designación de jueces, fiscales y defensores. Por otra parte estoy seguro que si los jueces hubieran dictaminado de acuerdo a lo que pretendía el gobernador Jorge, él estaría ahora defendiendo el sistema de los jueces sustitutos como los defendió siempre", refutó Berhongaray después de la "sorpresa" del primer mandatario.

Falta de estabilidad.
El diputado radical sostuvo que es "un valor indispensable para administrar justicia que el magistrado tenga independencia. Para eso está pensada la estabilidad, que sólo puede quebrar un proceso de enjuiciamiento político.
Son conocidas las presiones que el oficialismo intenta ejercer en las causas judiciales que lo comprometen. Por eso, creo que el problema central de los sustitutos es que no tienen la estabilidad en el cargo, lo que los hace blanco fácil de presiones y ataques a su independencia", razonó. 
Luego señaló que "a diferencia de los sustitutos, los que llegan a jueces, fiscales o defensores luego de sortear el examen ante el Consejo de la Magistratura y obtener el acuerdo de la Cámara de Diputados, no pueden ser removidos de sus cargos salvo por las causales de mal desempeño y tras un jury de enjuiciamiento. Los sustitutos pueden ser removidos de un plumazo según cuál sea el humor del oficialismo o del Superior Tribunal de Justicia".

Planteos de la oposición
"Ya hace mucho tiempo que le venimos pidiendo al gobierno que se encargue de esta situación. En 2008, a poco de asumir como diputado, presenté un proyecto de ley para resolver de una manera más razonable los problemas que se generan ante las situaciones de vacancias en los juzgados, fiscalías, defensorías y cámaras, y lo discutí mucho con el entonces ministro de Gobierno, y por supuesto que también con muchos diputados justicialistas. ¿Que se hizo? Eligieron nunca darle tratamiento y seguir convalidando el sistema de los sustitutos, a pesar de las tremendas debilidades que tiene ese mecanismo. Desde la oposición venimos votando en forma negativa el listado de sustitutos", completó. 
Por estos motivos y porque el procedimiento de designación no permite asegurar que lleguen a esos cargos postulantes que tengan la suficiente idoneidad. Quienes se postulan no han sorteado un procedimiento de selección que muestre que han sido evaluadas sus aptitudes para administrar justicia.
A todo ciudadano se le debe garantizar la mayor calidad de la persona que lo juzgue, y las mayores garantías, máxime cuando se trata de causas penales, y las mayores garantías las da la intervención de los tres poderes del Estado: Consejo de la Magistratura, Cámara de Diputados y Poder Ejecutivo.

Debe intervenir la oposición.
Por otra parte, al referirse a la constitución del Consejo de la Magistratura en nuestra provincia, Berhongaray dijo que la preponderancia del oficialismo en su integración desnaturaliza al organismo. Desde la oposición política se insiste conque distintos órganos, de designaciones, y de controles, se integren con miembros no oficialistas, pero en el PJ no quieren saber nada con esa posibilidad.
En el primer proyecto que presentó como legislador provincial -en diciembre de 2007-, Martín Berhongaray (Frepam) ya pedía que el representante de la Cámara de Diputados ante el Consejo de la Magistratura sea designado por la oposición parlamentaria.
Han pasado siete años y en nada se avanzó. Aquella iniciativa de Berhongaray en 2007 lleva el número 145/2007.

fuente :
La Arena 15 de diciembre de 2014
http://www.laarena.com.ar/la_ciudad-_es_poco_creible_la_sorpresa_-128593-115.html

Comentarios