Atuel y Colorado amenazados, Berhongaray percibe inacción del Gobierno Provincial



Los proyectos mineros de Mendoza, Hierro Indio y Cerro Amarillo, se encuentran en una zona que afectaría a los ríos Atuel y Colorado. En Diputados hay inquietud por inacción del gobierno provincial.
Mientras Mendoza avanza con sendos proyectos, uno relacionado con una mina de hierro y otra de cobre en la zona de Malargüe, en el gobierno provincial no se ha mostrado reacción ante una decisión que debiera haber sido materia de consulta por parte de la provincia cuyana. La comisión de Ecología de la Legislatura provincial, que preside Martín Berhongaray (Frepam) ya tiene el tema agendado para tratarlo la semana próxima. El diputado mostró inquietud porque en la cuestión ambiental La Pampa no desarrolla el accionar que el tema amerita.
-¿La Pampa tiene alguna ingerencia legal sobre los dos proyectos mineros que avanzan en el sur de Mendoza?
-Por supuesto que la tiene en función del principio de unidad de cuenca que ha sido una de las grandes banderas que ha defendido nuestra provincia en las luchas por nuestros ríos. Hay que pensar que uno de esos proyectos pertenece a la cuenca del río Colorado y el otro a la subcuenca del río Atuel, y es fundamental que nos aseguremos que no van a generar ningún impacto ambiental que perjudique la calidad del agua de esos ríos.
-¿Puede Mendoza avanzar con esos proyectos sin la conformidad de La Pampa?
-De ninguna manera, porque tanto en el caso del río Colorado como en el del Atuel estamos hablando de recursos hídricos que son interprovinciales y que deben administrarse en forma conjunta por todas las provincias condóminas. Lo que pasa es que si nuestras autoridades no hacen ningún reclamo para impedirlo, va a terminar pasando lo mismo que con el Atuel. Cuando se acuerden de reclamar, ya van a estar las minas funcionando, dando trabajo a miles de familias, y va a ser mucho más difícil influir para que se instrumenten todos los recaudos que cuiden que no se contaminen las aguas.
-¿Les está faltando claridad a las leyes ambientales?
-Hay muchas leyes ambientales pero lamentablemente pocas se respetan. Siempre terminan pesando más los intereses económicos y políticos. Hay muchos negocios detrás de hacer la vista gorda con la minería y con otras actividades que degradan el ambiente. Esto no pasa sólo en Argentina sino que es una dificultad que en mayor o menor medida se ve en todo el mundo. No está siendo fácil lograr que se respete la normativa ambiental, y muchas autoridades no terminan de entender que de ese modo ponen en riesgo la salud y la calidad de vida de las personas.
-¿La Pampa se preocupa por el tema ambiental?
-Poco, y muchas veces sólo en los aspectos formales. Fíjese que Ecología tiene el rango de subsecretaría. Es decir, menos que una secretaría y mucho menos aún que un ministerio. Ya te da la pauta que es una temática que no le interesa al gobierno desde el punto de vista institucional. A eso hay que sumarle que le falta personal técnico y también de campo para hacer cumplir y respetar como corresponde la normativa ambiental.
-¿En definitiva qué debería hacer la provincia con estos dos proyectos mineros?
-Llevar en forma urgente la preocupación al Comité Federal de Medioambiente (Cofema) y al Comité Hídrico Federal (Cohife). También a Coirco. Ahí tendrán que lograr que se les exija a las autoridades mendocinas que entreguen toda la información que dispongan sobre esos proyectos mineros, y que se establezca algún mecanismo que permita que La Pampa supervise el avance y participe del control de esas actividades. Es lo menos que se tiene que pedir.

Comentarios