Juicio a Salinas: declararon ocho testigos


Ocho testigos declararon este miércoles en el segundo día del jury contra el fiscal general de General Pico, Carlos Salinas, acusado de mal desempeño por no haber coordinador y supervisado la investigación por la desaparición de Sofía Viale. La mayoría respaldó al acusado. Los alegatos se harán este jueves.
El primer testigo fue Alfredo Alonso, actual juez de Audiencia, propuesto por la defensa. Dijo que conoció a Salinas en 1983. "Si fueron 30 años que está en funciones, quiere decir que no fueron tan malos y que las cosas funcionaron", dijo. "Tenía contracción al trabajo", sostuvo. 
Ayer se inició juicio, sin la presencia del acusado. El jury está integrado por el ministro del STJ, Tomás Mustapich (quien lo preside), los diputados Silvia Larreta (PJ) y Martín Berhongaray (UCR) y las abogadas Lidia Marta Ullán y Marianela Oriani. El acusador es el fiscal general de Santa Rosa, Guillermo Sancho. Lo defienden Pablo de Biasi y Natalia Mariani.
El jury debe definir su responsabilidad política y si destituye o no a Salinas. Podría resolver en una semana.
El viernes 31 de agosto de 2012, en General Pico, la pequeña de trece años desapareció, cuando había salido a vender productos panificados.
Sofía fue violada y asesinada ese mismo día por Janssen, un exconvicto que vivía a cien metros de su casa.

La investigación recayó en la fiscal adjunta Noelia Afonso. No tenía experiencia y dijo, posteriormente, que Salinas no la guió en la causa.
Recién el 5 de noviembre se supo que había sido Janssen. Fue cuando violó a otra niña de catorce años, que logró escapar. La Policía fue horas después al lugar y halló el cuerpo de Sofía, enterrado en el patio. El 1º de noviembre de este año, Janssen fue condenado a prisión perpetua por jueces de Pico.
El segundo testigo de hoy fue Florentino Rubio, juez de Audiencia. "No ha tenido inconvenientes", dijo sobre el fiscal. No dijo mucho más.
A su vez, Graciano Massó, médico forense, recordó cómo encontraron el cuerpo de la niña. No aportó muchos datos sobre el fiscal: solo que se hizo presente ni bien encontraron el cuerpo.
Maximiliano Boga Doyhenardt, fiscal de Pico, salió también en defensa de Salinas. Fue el primero de los fiscales que lo respaldó. Ayer, todos los otros lo hundieron.
Boga Doyhenardt recordó cómo encontraron al cadáver. También relató que trabajaba en la Unidad de Delitos Complejos junto al acusado. En ese marco, mencionó las investigaciones junto a Salinas por otros dos asesinatos y un asalto. Dijo que fueron esclarecidos. "La relación fue siempre óptima", manifestó. "No tuve problemas y siempre tuve la posibilidad de consultarlo".
Respaldó a Salinas por no declarar como delito complejo a la búsqueda de la niña. "El fiscal estimaba que no se configuraba delito y debía actuar el Juzgado de Familia; yo no estaba en la investigación del caso, pero creo que esa era la posición del fiscal general", sostuvo.
Berhongaray posteriormente le consultó sobre el reglamento de la Procuración para establecer si es o no un delito complejo. Reconoció que, aunque no se den los supuestos establecidos en el reglamento, se lo podría haber declarado como delito complejo.
Jimena Cardoso, otra fiscal adjunta a cargo de la Unidad de Atención Primaria (UAP), dijo desconocer si la fiscal Noelia Afonso -a cargo de la búsqueda de la niña- se reunió con el acusado. "Siempre mostró predisposición", sostuvo, sobre Salinas.
Diana Arriaga, una empleada de la UAP y exsecretaria de Salinas, fue otra que lo respaldó. "Es un libro abierto, muy capaz y muy inteligente", dijo. "El hablaba con todo el mundo y tenía mucho conocimiento jurídico; todos iban a consultarle", sostuvo. "El siempre los atendía (a los fiscales) y daba su opinión. Pero también les daba libertad de acción", agregó.
Dijo que el lunes posterior a la desaparición de Sofía se reunieron Salinas y Afonso. De esta manera, contradijo a Afonso. Esta había dicho que el lunes y el martes no lo encontró. Recién, dijo, lo hizo el miércoles.
"Se reunieron el lunes, a primera hora", insistió Arriaga. "Le dijo: 'Noelia, hasta el momento no hay delito y no debemos intervenir, porque la desaparición no figura en el Código Penal. Dale intervención al Juzgado del Menor y la Familia, al asesor de Menores y a la Policía. Que se encarguen de la investigación ellos", manifestó. Luego, ante una serie de repreguntas, dijo que posiblemente no se hayan reunido el lunes.
Armando Agüero, abogado, fue el séptimo testigo. Dijo que llevaba una causa, como querellante, contra Marcelo Viale por un caso de abuso sexual contra una hija (que este año finalmente se cerró, cuando la chica se desdijo y manifestó que había mentido).
Contó que la fiscal Afonso tenía inexperiencia y que el que se hizo cargo fue el fiscal Héctor Aberásturi. Este funcionario, sostuvo, tuvo "una presión en el sentido de encontrar responsabilidades en los papás" de Sofía. "Por otro lado, Salinas tenía un criterio diferente: creía que la investigación debía ser direccionada más allá de la familia", manifestó.
¿Debía intervenir o no la fiscalía? "Yo sostenía que si bien era una desaparición, al pasar 10 o 15 días, tenía que intervenir también el Ministerio Público Fiscal porque podría haber mayores reteniendo a la niña y eventualmente podría haber un delito", expresó.
Pablo Gandino, quien era el jefe de la Brigada de Investigaciones de la Policía de Pico, fue el último en declarar. Dijo que nunca tuvo una reunión formal con Salinas.

Comentarios