Potasio Río Colorado: Berhongaray denuncia inacción y descontrol oficial



martin-berhongaray
El diputado advirtió que “la reformulación de la propuesta original, en la magnitud anunciada por las propias autoridades de la empresa, constituye un nuevo proyecto minero”. Por eso exige nuevos controles.
El diputado Martín Berhongaray denunció una “inacción” oficial y una absoluta falta de controles por parte de las autoridades provinciales respecto del proyecto “Potasio Río Colorado”. Esa iniciativa minera fue cuestionada, tal como se publicó ayer, por la Asamblea en Defensa de los Ríos, que reclamó luchar contra esa idea.
Estela Viola, integrante de esa agrupación, dijo que “no hay ni que pensar en el tren” que pasaría cargado con la explotación minera por nuestra provincia.
En línea con esas declaraciones, el legislador del Frente Pampeano planteó: “Comparto la preocupación”. Y añadió que el hecho se ve “agravado por la inacción que muestran nuestras autoridades al no exigir que se realicen estudios integrales e interjurisdiccionales sobre la explotación”.
“Hasta ahora la estrategia de la empresa minera ha sido ir produciendo información y obteniendo las respectivas autorizaciones en forma parcial, analizando en forma aislada los potenciales impactos de cada una de las etapas de la cadena de producción”, señaló el diputado.

Desidia “inexplicable”
Berhongaray advirtió que “es inexplicable que nuestras autoridades no hayan reaccionado ante la significativa modificación que sufrió el proyecto original presentado por la minera, sobre la base del cual se habían realizado -inicialmente- los informes de impacto ambiental”.
Recordó que el 21 de septiembre de 2008 el gerente de Relaciones Exteriores de Río Tinto, por entonces dueña del proyecto minero, reconoció ante el diario bahiense “La Nueva Provincia” la existencia fehaciente de más recursos, lo que permitiría incrementar la producción prevista de 2,4 millones de toneladas por año a 4,3 m/t para 2020. Ello, dijo, permitiría incluso extender la vida útil del yacimiento a “50 o 60 años”.
“Obviamente, el incremento de la producción sumado a la extensión de la vida útil de la explotación producirá una meseta de sal que prácticamente doblará el tamaño de la prevista en el proyecto inicial”, aseveró Berhongaray.
El diputado también destacó que el 23 de octubre de 2008 el diario mendocino “El Sol” dio cuenta de la preocupación de organizaciones ambientalistas que aseguraron que el proyecto presentado formalmente a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner “difiere sustancialmente” del que fuera puesto a consideración de la Secretaría de Ambiente de Mendoza para su aprobación.
“Siendo la variación del proyecto original de las dimensiones señaladas por los propios responsables de la empresa minera, deben necesariamente repetirse muchos de los informes y estudios ambientales realizados. Eso es lo que exigen las leyes ambientales, nacionales y provinciales, vigentes”, avisó el diputado frepamista.
Insistió en que “la reformulación de la propuesta original, en la magnitud anunciada por las propias autoridades de la empresa, constituye un nuevo proyecto minero”.

Irresponsabilidad

Por otra parte, el diputado Berhongaray consideró “absolutamente irresponsables las opiniones que, sin mayor información, se han vertido en favor del paso del ’tren de potasio’ por nuestra provincia”.
“No se conoce con precisión, ni siquiera, el recorrido que tendrá el cargamento de potasio, y vagamente las condiciones en que se realizará el transporte”, señaló.
Apuntó: “Se conoce el destino, que será Bahía Blanca, pero ¿atravesará por el sur de La Pampa, tal como sugiere el proyecto original, o lo hará por el norte como indica la información más reciente?”.
“En cualquier caso, el tendido ferroviario pisará suelo pampeano y no existe ningún Plan de Gestión Ambiental y ningún Plan de Contingencias para las localidades pampeanas involucradas en el recorrido”, añadió.
Anticipó que “el cloruro de potasio puede ser una sustancia contaminante si no se toman las debidas medidas de seguridad en su transporte”.
“Demasiada incertidumbre y falta de seriedad para un proyecto productivo de semejante magnitud”, interpretó el legislador.
Dijo entonces que “frente al avance del proyecto minero es esperable” que el Gobierno Provincial tenga al menos dos iniciativas: 1) active en la Auditoría General de la Nación el cajoneado pedido de la Cámara de Diputados de La Pampa de julio de 2008 dirigido a que ese organismo realice un nuevo estudio de impacto ambiental del proyecto “Potasio Río Colorado”, que despeje todo riesgo de contaminación del río Colorado; 2) inicie estudios propios para determinar el potencial impacto socioambiental del recorrido ferroviario en territorio pampeano.


http://www.eldiariodelapampa.com.ar/index.php?option=com_content&view=article&id=126676:potasio-rio-colorado-berhongaray-denuncia-inaccion-y-descontrol-oficial&catid=61:locales&Itemid=2#.URJQzR005rw

Comentarios