Berhongaray lo advirtió, "Jensen y Alfonso figuran en la lista"



La ex fiscala sustituta María Noelia Afonso, que intervino en la investigación del caso de Sofía Milagros Viale y que el Superior Tribunal de Justicia la obligó a renunciar al cargo, y el ex juez del Tribunal de Impugnación Penal, Gustavo Adolfo Jensen, que pidió el retiro anticipado para evitar un jurado de enjuiciamiento por su presunto mal desempeño en el caso Carla Figueroa, figuran insólitamente en el padrón de postulantes a magistrados y funcionarios sustitutos del Poder Judicial para 2013 que aprobó la Cámara de Diputados durante el período legislativo del año pasado. 
Ante la presión de la sociedad pampeana, principalmente en General Pico, donde tras la muerte de la niña se realizaron movilizaciones con ciertos disturbios, la abogada Afonso fue obligada a renunciar anticipadamente a la fiscalía por las autoridades del Superior Tribunal de Justicia (STJ). Precisamente, abandonó su cargo en noviembre del 2012, cuando aún le quedaban algunas semanas para completar el contrato.
De esta forma, la ex fiscala se convirtió definitivamente en el "chivo expiatorio" de una causa donde fueron múltiples las autoridades judiciales y policiales que actuaron, y estuvieron lejos de esclarecer en su momento el paradero de la niña piquense. 
Pero ese no es el único caso llamativo. También lo es el de Jensen, a quien el gobernador Oscar Jorge le aceptó inmediatamente, en febrero del año pasado, el beneficio de acogerse por anticipado a la jubilación para eludir el jury. Su conducta fue muy diferente a la de su colega Carlos Flores, que afrontó el proceso y fue absuelto de la acusación de mal desempeño en el caso Carla, la joven que fue asesinada a fines de 2011 por su pareja, Marcelo Tomaselli. Jensen y Flores, a pedido de la víctima, habían otorgado la figura del avenimiento a Tomaselli, lo que le permitió quedar en libertad, ya que había sido denunciado por Carla de violación. El hombre, a los pocos días de salir, mató a la joven de once puñaladas. 
Con esa conducta, Jensen no solamente zafó del juicio, sino además de que, ante una eventual condena, fuera inhabilitado para ocupar cargos públicos. Por eso ahora aparece en el listado que aprobó la Legislatura el 1 de noviembre pasado, cuatro días antes de que apareciera el cadáver de Sofía.

Cuestionamientos.
La lista de postulantes a magistrados y funcionarios sustitutos del Poder Judicial de la Provincia también encontró ciertas críticas de los diputados provinciales Martín Berhongaray (Frepam) y Mariano Fernández (PJ), quienes aprobaron el listado aunque con distintas observaciones. 
Los principales cuestionamientos tienen que ver con que la Ley 2574 Orgánica del Poder Judicial no establece condiciones de idoneidad o calidad profesional para los postulantes. Puntualmente, para integrar el listado de conjueces se requiere estar matriculado en la provincia, reunir requisitos previstos por la Constitución y tener domicilio en determinada circunscripción judicial, entre otras cuestiones. 
Los conjueces sólo entran a "jugar" cuando se agota el orden de subrogancias. El diputado Berhongaray indicó que esa cuestión última en la práctica no se cumple porque lo que ocurre es que cuando se estima que el plazo de vacancia es largo, no se recurre a los subrogantes porque se entiende que la sobrecarga de trabajo puede resentir el funcionamiento del propio juzgado. Entonces, se termina recurriendo a los sustitutos que "muchas veces no tienen una gran experiencia" y que "no sortearon un procedimiento que muestre que han sido evaluadas sus aptitudes para administrar justicia". 
Los nombres fueron aprobados con despacho de la Comisión de Peticiones, Poderes, Reglamento y Acuerdos de la Cámara de Diputados de la provincia, y remitidos por el STJ a través del acuerdo 3202 del 4 de octubre.
Durante la sesión, los diputados Berhongaray y Fernández plantearon ciertas observaciones antes de la aprobación del listado. "La ley sólo prevé requisitos formales, pero nada dice en cuanto a las condiciones y calidades profesionales de los postulados", dijo el radical en el recinto. 
El legislador, en este sentido, reclamó un nuevo "mecanismo" para elevar el listado de postulantes con la intervención del Consejo de la Magistratura dándole "prioridad a aquellos matriculados que ya han concursado ante el Consejo pero que a lo mejor no terminaron en la terna" que se eleva al Ejecutivo, aunque obtuvieron buenos puntajes.

Discriminación.
El justicialista Fernández también expuso algunos cuestionamientos y consideraciones en el recinto de la Cámara de Diputados, previo a la aprobación de los postulantes. Allí, el legislador adhirió en parte a la posición de Berhongaray.
"Hay que ver si no existe una cuestión de discriminación con los colegas y con otros abogados que no se presentan a veces a los concursos pero creo que el planteo es interesante, de hecho de alguna manera lo analizo porque siempre me quedaban dudas sobre (las posibilidades de) aquellos colegas que rendían y tal vez no estaban ternados, pero sacaban buenas notas, eran reconocidos por el Consejo de la Magistratura como buenos exámenes, con idoneidad para cubrir los cargos", dijo en su exposición.

Comentarios