“Es una situación irregular”


martin
Un legislador de la oposición señala que esta situación merece una adecuación. Pretende que se precisen los alcances de las función de los fiscales adjuntos.
“Es una situación irregular”, sostuvo ayer el diputado provincial Martín Berhongaray (FrePam-UCR) al referirse al rol de fiscales adjuntos que desempañan los secretarios judiciales. Ante una consulta de El Diario sobre el tema, también aludió a la situación de los jueces sustitutos surgidos de la matrícula y la conversión de los jueces de instrucción en jueces de control, aunque se trata de situaciones sin gravedad.
Cabe recordar que a través de una acordada del Superior Tribunal de Justicia en las diferentes circunscripciones judiciales quienes eran secretarios judiciales pasaron a ser en algunos casos fiscales adjuntos. Pero no pasaron el proceso de selección, es decir el Consejo de la Magistratura y el acuerdo de la Cámara de Diputados, ni lo previsto por la reforma de la ley Orgánica del Poder Judicial que sorteran una selección con el Procurador General.
Berhongaray afirmó que “es una situación irregular...hay que solucionarlo”. El legislador dijo que algunos jueces han declarado la nulidad de las investigaciones realizadas por los fiscales. “El fiscal adjunto no tiene las mismas facultades que el fiscal, tiene fácticamente capacidades investigativas. Pero no están precisadas entonces las partes piden la nulidad y los jueces han declarados la niudad de algunas acutuaciones”, remarcó Berhongaray.
Los fiscales tienen un rol fundamental en el nuevo Código de Procedimiento Penal de la provincia. Sobre sus espaldas se descarga la parte investigativa y la acusación.  
“Hay que estudiarlo al tema y reglamentar, precisar los roles”, apuntó Berhongaray. La nulidad de las actuaciones de los fiscales adjuntos provoca la falta de servicio de justicia y la dilapidación de recursos económicos en un Poder Judicail cuyos recursos son limitados e insuficientes.
Destacó que “los fiscales en el esquema del nuevo Código funcionan y tiene  roles muy gravitantes. Y tienen actuaciones mas relveate que los jueces. La investigación recae sobre ellos”.
El legislador precisó que -según el artículo 93 de la Nueva Ley Orgánica del Poder Judicial- “los fiscales adjuntos son seleccionados por el Procurador General mediante concurso de antecedentes y oposición y designados por el Superior Tribunal de Justicia”.
“Pero en la práctica, por acordada del Superior Tribunal de Justicia, algunos secretarios de los antiguos Juzgados de Instrucción fueron transformados automáticamente en fiscales adjuntos”, afirma Berhongaray. La situación no se encontraba prevista ni autorizada en la Ley de Transición nro. 2575 que sí reguló el cambio de denominación de los restantes cargos de magistrados y funcionarios.
Afirma que -según el artículo 264 del Código Procesal Penal- “...la Investigación Fiscal Preparatoria estará a cargo del Ministerio Público Fiscal...”; y que “...En esta tarea, será secundado por Fiscales Adjuntos, colaboradores en la investigación, que llevarán a cabo su cometido en la forma y con el alcance que establezca la reglamentación referida...”.
Y que además el artículo 114 de la Nueva Ley Orgánica dispone que “los Fiscales Adjuntos deberán cumplir las funciones que le sean encomendadas, colaborando con los Fiscales, interviniendo en todos los procedimientos”. “Pareciera que lo conveniente es que atraviesen el mismo procedimiento de selección ante el Consejo de la Magistratura, y posterior Acuerdo de la Cámara de Diputados previsto para jueces y fiscales”, señaló el legisalador.
“Ello me lleva a pensar que para evitar esta desigualdad se precisa explicitar en la ley  que su designación debe pasar por el procedimiento de selección ante el Consejo de la Magistratura, y posterior acuerdo de la Cámara de Diputados”, aseveró.

Sin “filtros”

Berhongaray sostuvo ayer que “ante esta situación lo que habría que decir, al menos, es que es una situación irregular por el hecho que estén desempeñando altas funciones en las administración de Justicia sin haber sorteado los filtros constitucionales, el procedimiento previsto que exigen el procedimiento de selección del Consejo de la Magistratura y el acuerdo de Cámara de Diputados”.
En un escalón más bajo de gravedad, pero advirtiendo la situación, Berhongaray mencionó lo que ocure con los jueces sustitutos. “Los jueces sustitutos son nóminas extrensas de abogados que de un plumazo eventalumente pasan a estar con condiciones de desempañarse como jueces y no hay una evaluación y un análisis pormenorizado de sus aptitudes”, afirmó.
“La designación de jueces sustitutos termina resistiendo la admnistración de justicia. Hay sobradas muestras no han resuelto situaciones de importancia en los expedientes que tienen a cargo, por no comprometerse en demasía o porque los temas los desbordan”, señaló.


22 DE OCTUBRE DE 2012 A LAS 05:13

Comentarios