En una resolución de dudosa legalidad, el jury salvó a Jensen



El juez Gustavo Adolfo Jensen no será sometido a un Jurado de Enjuiciamiento por una acusación de mal desempeño de sus funciones a raíz del llamado Caso Carla. El magistrado del Tribunal de Impugnación Penal fue "salvado" por el jury que se conformó en tal sentido y que finalmente votó 4 a 1 a favor del funcionario judicial.
El jury se reunió ayer por la tarde en el Superior Tribunal de Justicia y sus cinco integrantes, tras casi tres horas de reunión, votaron por mayoría para resolver que Jensen quede afuera de la acusación porque presentó la renuncia para jubilarse.
Los integrantes del jury, Eduardo Fernández Mendía -que presidía el STJ cuando los diputados presentaron la denuncia contra los magistrados Jensen y Carlos Flores-; los legisladores Martín Berhongaray y María Silvia Larreta; y los abogados Sergio Escudero y Ana María Bonaveri, consideraron que quedó sin efecto el pedido de los diputados para removerlo de su cargo.
El único que votó en contra fue Berhongaray, quien basó su negativa en dos puntos fundamentales, según le aseguró anoche a LA ARENA. Por un lado, considera que a Jensen se le otorgó la renuncia con la condición de que obtenga la jubilación, algo que todavía no fue confirmado. Y, por otro, que aún no se nombró reemplazante.
"La Ley Orgánica del Poder Judicial dice que los jueces, en caso de renuncia, recién la oficializan cuando el reemplazante está en condiciones de asumir el cargo, salvo que el Superior Tribunal de Justicia justifique la excepción por razones de servicio debidamente fundadas. Todavía no hay reemplazante, de hecho va a llevar un tiempo porque recién se llamó a concurso por el cargo, entonces Jensen sigue en servicio y debería ser sometido a jury", explicó el legislador del Frepam.
El próximo paso del jury será determinar la situación del otro juez que votó positivamente por la figura del avenimiento, Carlos Flores, quien fue denunciado igual que Jensen aunque en su caso no optó por pedir jubilación y, según adelantó hace tiempo, se someterá al jury en caso que así se resuelva. Del 16 al 20 de abril se realizará una nueva audiencia y allí se comenzará a resolver la situación de Flores, según adelantó Berhongaray.
La denuncia contra los jueces mencionados se generó a fines del año pasado, cuando el TIP aprobó, con los votos de Flores y Jensen (el otro juez, Pedro Balaguer, rechazó el pedido) la liberación de Marcelo Tomaselli gracias a la figura del avenimiento porque su pareja, Carla Figueroa, lo había "perdonado" después de someterla a una violación sexual. También se habían casado.
Una semana después de tener la libertad, Tomaselli asesinó a Figueroa en su casa de General Pico. El caso conmocionó no sólo a la provincia sino a todo el país y tuvo trascendencia internacional. De hecho, la semana pasada el Congreso Nacional derogó la figura del avenimiento.

Las razones de Berhongaray
El diputado Martín Berhongaray envió las fundamentaciones de su voto. Allí, señala que el gobernador aceptó la dimisión de Jensen "a partir del 15 de marzo de 2012... para acogerse al beneficio del retiro especial establecido por la Ley Provincial N° 2341... dejando constancia que la misma se encuentra condicionada al otorgamiento de dicho beneficio. El pasaje resaltado pretende poner de relieve la opción efectuada por el Poder Ejecutivo, en términos de que expresamente condicionó la aceptación de la renuncia al otorgamiento del beneficio jubilatorio. Toda vez que al día de la fecha no fue otorgado el referido beneficio, exigido por el Decreto 31/2010 como requisito para perfeccionar la aceptación de la renuncia , cabe concluir que el Dr. Gustavo Adolfo Jensen permanece, en la actualidad, en el ejercicio del cargo".
Luego agrega: "A pesar de que la concesión del beneficio jubilatorio terminará por perfeccionar, en un futuro, la decisión administrativa de "aceptar la renuncia", no alcanza por sí para relevar al magistrado acusado de los deberes y responsabilidades inherentes al cargo desempeñado, toda vez que de conformidad con el párrafo sexto del artículo 6° de la Ley Provincial 2.574. El cese, se materializará una vez que el reemplazante se encuentre en condiciones de asumir el cargo". 

Comentarios